Manteniendo la ilusión

Ya huele a reyes :)…

Muchas familias se plantean qué hacer con respecto a esta tradición.

Yo quiero exponer cuál es mi opinión al respecto. Creo que tenemos la obligación moral de dejar a los más pequeños tener fe, fe en la magia, en las cosas bonitas, tener ilusión para desarrollar su creatividad, debemos simplemente dejarlos soñar.

El día de mañana esos sentimientos estarán anidados en su interior y serán una muy buena herramienta para poder enfrentar otras partes de la vida menos amables.

Permitamosles disfrutar de la inocencia y así estaremos permitiendonos a nosotros tambien no perderla del todo. A nosotros ver esas sonrisas, esos nervios, esa ilusión, también nos servirá de salvavidas en muchas ocasiones.

Juntos podemos construir cosas mejores, como recuerdos preciosos que atesoraremos para siempre y serán nuestro mayor regalo, tan mágico comos los Reyes magos, a los que deberemos dejar entrar en nuestros corazones.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =